+

Principales errores a la hora de comprar un carro

Las compras generalmente nos generan sentimientos de emoción, máxime cuando requieren de una inversión de dinero considerable y cuando se trata de artículos, productos o elementos que ofrecerán un cambio sustancial a nuestras vidas. Comprar un carro, por primera vez o para renovar el que ya tenemos, es una de esas actividades que más emoción nos genera, pero que debemos realizar de manera cuidadosa y responsable, pues tomar decisiones apresuradas en este tema, podría traer arrepentimientos tardíos o indeseables.

A continuación, te entregaremos unos cortos consejos para que la compra de tu carro se convierta en una experiencia afortunada y alejada de arrepentimientos:

1. No concentres tu atención sólo en un modelo, marca o carro en específico, el mundo automotriz es muy amplio y tiene gran cantidad de posibilidades, visita varios concesionarios, habla con personas especializadas en el tema, asesórate bien y no “te cases” con una sola referencia.

2. A menos que tengas un buen depósito en tus cuentas bancarias y que el dinero no sea una preocupación para ti, no esperes hasta llegar al concesionario para conocer las posibilidades de financiamiento, acércate a diferentes entidades financieras y conoce las posibilidades que te ofrecen, quizá encuentres alternativas de crédito más asequibles y ajustadas a tus opciones de pago, que aquellas que pueda ofrecerte la agencia que vende el carro que deseas.

3. Si bien el dinero es algo que la gran mayoría de personas solemos cuidar y pocas tienen el lujo de gastarlo sin ningún tipo de racionamiento, tampoco debes centrar toda tu atención en este detalle, toma como referencia para tu compra la utilidad que pueda brindarte el carro y las características del mismo, no siempre las mejores ofertas del mercado o aquellos más económicos, son la mejor elección.

4. No te vayas al otro extremo, no se trata de comprar lo más económico, pero tampoco lo más costoso, mira cuidadosamente cuáles elementos son realmente necesarios para tu carro y cuáles quizá se traten sólo de un pequeño lujo innecesario o que puede esperar un poco más. Compra siempre pensando en conservar el equilibrio entre utilidad, necesidad y costo de inversión.

Si ya compraste tu carro o estás pensando en adquirirlo, recuerda que un buen juego de llantas harán de la conducción del mismo una experiencia memorable.

blog comments powered by Disqus