¿Deseas buscar otra llanta?
Llantas para Automovil

Llantas para Auto

¿Por qué equiparse con Llantas de invierno?

A partir del momento en que el termómetro marque una temperatura inferior a 7°C, disminuyen las prestaciones de un neumático de verano. El objetivo de los neumáticos de invierno es proporcionar capacidades de adherencia óptimas a su vehículo cuando las condiciones meteorológicas se caracterizan por el frío.

1. ¿Por qué equipar mi vehículo con neumáticos de invierno?

Se recomienda montar neumáticos de invierno a partir del mes de noviembre y hasta el mes de marzo incluido. Esta recomendación tiene incluso más validez para los automovilistas susceptibles de desplazarse hacia zonas geográficas donde las condiciones climáticas invernales sean rigurosas. Es muy importante que los neumáticos de invierno estén siempre en buen estado, ya que los neumáticos de invierno usados no tienen ninguna eficacia en suelo nevado o helado. La Tienda de Llantas.com le aconseja que monte 4 neumáticos de invierno (también llamados neumáticos de nieve) con el fin de conservar una buena adherencia en invierno, y le recomienda que cambie los neumáticos de invierno a partir de 3,5 mm de profundidad del dibujo.

1.1 Adherencia en carretera A partir del momento en que el termómetro marque una temperatura inferior a 7°C, la goma deja de tener las mismas propiedades y las reacciones del neumático y del vehículo se ven afectadas.

1.2 Frenado y motricidad Gracias a sus numerosas láminas características, se optimiza la adherencia del neumático y se reduce la distancia de frenado a muy baja temperatura. El neumático de invierno ofrece una mejor tracción en nieve y placas de hielo, incluso a los vehículos más pesados (4x4, utilitarios...).

1.3 Seguridad A pesar de todas las innovaciones tecnológicas de asistencia al frenado, al control de trayectoria o cualquier otro sistema antipatinaje del vehículo (ABS, EPS, ASR,?), su utilidad no puede ser óptima en condiciones invernales salvo si el vehículo está equipado con neumáticos de invierno; con neumáticos de verano o de todas las temporadas, las prestaciones de estos sistemas no son tan satisfactorias. Independientemente de las condiciones climáticas (nieve, hielo, lluvia...), los neumáticos de invierno le permiten circular con seguridad.

2. ¿A qué se parece un neumático de invierno?

El neumático de invierno se distingue del de verano por la densidad de su goma. Al contrario que un neumático de verano, la goma de un neumático de invierno no se pone dura y, por tanto, ofrece al vehículo una mejor adherencia en carretera a una temperatura muy baja.
Gracias al número superior de láminas, la tracción de un neumático de invierno será igualmente mejor que la de un neumático de verano en caso de que se conduzca en una carretera helada, nevada o húmeda.
Además del número de láminas superior, el neumático de nieve está igualmente provisto de ranuras más profundas y más anchas en la banda de rodadura, lo que permite la evacuación instantánea del barro y la nieve.

3. ¿Cuándo es necesario utilizar cadenas?

El objetivo de las cadenas es penetrar en la capa de nieve con profundidad e impedirle acumularse en el neumático, lo que podría tener como consecuencia que el vehículo no pudiera desplazarse.
El hecho de equipar un vehículo con neumáticos de nieve puede evitar tener que montar cadenas en el 99% de los casos.
Están autorizadas únicamente en las carreteras nevadas, en cualquier época y en los tramos de carreteras provistos de la mención "equipos especiales obligatorios".

¡Atención!

No circular en ningún caso a más de 25 km/h con neumáticos provistos de cadenas.
Retirar las cadenas en ausencia de nieve en la calzada, so pena de estropear tanto la rueda (neumático, llanta) como el vehículo mismo (órganos de paso de rueda, carrocería...).
Existe una alternativa a la cadena metálica clásica: la cadena textil, que se aconseja idealmente para los pasos de rueda estrechos.



Promociones permanentes de Llantas
Promociones permanentes de Llantas
Promociones permanentes de Llantas